Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

martes, 26 de agosto de 2014

Caja de puros

Mastico un poco el tabaco
para que la boca me sepa a vainilla,
para mezclar ese amargo
con el dulce sabor del olvido.

Me paseo el humo por la boca
y juega entre mi lengua,
hago figuras amorfas
que me robo de tierras veracruzanas,

un pedacito de cielo,
unas hojas de mate,
cuentos argentinos,
asombros extranjeros,

todo lo que vivo en un viaje sin retorno,
en encuentros ya previstos,
en caminos que se cruzan,
en templos místicos llenos de fuego,

en mis dedos con olor a chanel,
a tabaco con vainilla y chanel,
a noches de guitarras
y lecturas de poemas.

Me consumo el puro
entre todo lo vivido,
mientras te menciono sin querer hacerlo,
mientras me acompañas sin darte cuenta,

y recojo las colillas que
forman sueños en el suelo,
y te guardo nuevamente
en mi caja de puros y recuerdos.

jueves, 7 de agosto de 2014

Reflexión de tardes nostálgicas (Nostalgia II)


Se amontonaron los años
en balsas que andaban sin rumbo,
que solté al mar de los recuerdos
y que me vinieron a consumir
cuando sedienta de ti me los fui a beber.

Cómo negarlo,
fuiste bello por efímero e indómito,
por complejo cual poliedro,
por valiente y cobarde,
porque no decidiste quedarte.

Es verdad que a ratos me absorbe la ciudad,
me sobrepasan las hojas secas,
las fuentes prendidas,
las torres de la catedral a media noche,
y me vuelvo a escribir cosas que no te digo,

a inventar historias con cronopios,
a nadar en el inmenso mar
donde termino por derrumbar la ciudad,
por trenzarme el cabello
y volverme sirena,

por cantar a tu sol,
a mi cielo que es tu cielo,
a mi mar que se disuelve en tu tierra firme.

a volar como arena de desierto
perdida entre montones de sueños.