Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

domingo, 28 de agosto de 2011

Tócame con tu guitarra.

No sé, pero la guitarra siempre ha sido mi instrumento favorito para escuchar...Recuerdo una noche en la que un "amor fallido" me cantaba una canción. -¿Con la guitarra o con la vihuela?- me preguntó...Recuerdo cuando él mismo, tómando clases de composición me dijo: Escribiré una canción con tu nombre. 
Me pregunto si después de tanto lo recordará, si lo cumplirá...


Tócame con tu guitarra
Haz de mí una canción.
Vuélveme notas armónicas,
Escríbeme en forma de acordes
Y saca de tus cuerdas
Mi esencia, mi cuerpo, mi voz.

Deja escucharme en todos sitios.
Déjame ser tu inspiración.
Cántame con tristeza,
Tócame con alegría, con alboroto,
Con nostalgia,
Tócame con amor.

Hazme sonar frente al silencio
Y hazme silencio después de un MI bemol.
Repite mi ritmo en tu cabeza,
Y tararéame
Y muestra con tus dedos lo que soy.

Escribe mi cuerpo en FA, en RE, en DO.
Déjame volar con el viento
Como melodía que nace de tu corazón.
Vuélveme sonido, hazme vibración.

Muéstrame al mundo como una parte de ti.
Sácame de tus cuerdas.
Tócame con tu guitarra.
Haz de mí una canción.

jueves, 25 de agosto de 2011

Libertad.

No hay como salir de bañarme y andar desnuda por todo mi cuarto. Que se me seque el cuerpo con el aire y no con un trozo de tela...No hay como esa sensación, cuando las últimas gotas de agua escurren por mis pies.
Llevo tiempo pensando en la libertad. Me quiero obligar a escribir sobre ella, pero no he logrado poner más que dos o tres renglones. Es más fácil pensar que plasmar.
¿Qué es la libertad? Una utopía.
Es sólo una sensación, fue lo que escribí. No es algo palpable, halgo visible, algo espeso...la libertad es un sentimiento, sólo un sentimiento. ¿Y qué tan libre soy? Esa pregunta me pone un poco mal. Veo el dibujo de un colibrí, me pregunto si él es libre.
Yo no, no del todo. Me han atado normas, reglas, ideas, comentarios, me siento presa de mi. Presa de lo que soy...
El dibujo lo agradesco a Braulio, él es el creador.
Presa de lo que siento. Entonces...lo vuelvo a pensar, la libertad es el punto en que lo que eres y con los que convives te permiten "hacer lo que quieras". Soy libre de tomar todas las decisiones que yo quiero, pero eso implica hacerme responsable de mis actos. Siempre he pensado que por cada responsabilidad que gano hay una libertad esperandome.
Soy libre de salir, pensar, soñar, creer, sentir, imaginar, soy libre de todos, quiero ser libre de mi.
La libertad es subirme al carro y poner a todo volumen "Mil horas" con Calamaro, mientras el viento despeina toda mi cabeza...La libertad es despertame todas las mañanas y dirigirme a la universidad, es pintar mi cuarto con formas arabescas y llorar como desesperada mientras recuerdo un capítulo que no me gusto.
¿Por qué? Porque es lo que siento.
No estoy atada, no son normas, ni sentimientos, es mi cuerpo en forma física...Ahora entiendo eso del tener un espíritu libre.
Mi cuerpo entero ya se seco. Libertad es estar frente a mi "ordenador" escribiendo sobre la libertad.
Libertad es decidir leer o no lo que acabo de escribir.
Libertad es simplemente una sensación.
Ojalá pudiera volverme un éxodo de oscuras golondrinas...
¡Qué extraño! Creo que el colibrí es más libre que yo.

viernes, 19 de agosto de 2011

Seré café

No hay como una buena taza de café, el mejor pretexto para embonar en tus brazos, para olerte profundamente y conocer tus pensamientos...el mejor pretexto para undirme en ti.

Decidí volverme café...
Yo seré semilla y seré plantada.
Me abrigaré de la tierra y creceré con agua.
Yo seré grano y arderé en el fuego para ser tostado.
Y seré molido sin miedo a ser desintegrado.
Seré disuelto y herviré en canela.
Me volveré aroma.
Un aroma intenso.
Me aprovecharé del momento y seré inhalado.
Y seré antojo.
Y seré deseo.
Y seré tomado y seré bebido.
Y entraré en tu ser con sabor amargo,
E inundaré tu cuerpo como buen café.
Un buen café bien preparado...
Decidí volverme café,
Café amargo.

martes, 16 de agosto de 2011

Niñas malas!

Quién es más niña mala de las dos...le pregunto a Brenda mientras nos metemos como 10 bombones con chocolate a la boca y todos los dulces de los que podemos echar mano en este instante.
No lo sé, me responde, pero creo que tú no.
Busca en Internet cuáles son las características para volverme niña mala...y sirve que medimos quién es peor...y me meto otro bombón.
Me lee varios escritos que dicen cosas graciosas y me ponen a pensar. 
Que una niña mala tiene que ser egoísta, entonces me va ganando porque ella es más ególatra.
Que una niña mala tiene la seguridad de acercarse a alguien que le llama la atención para invitarlo a salir...empatamos, (pienso en el niño que conocí en el metro).
Que si debo decir groserías, vomitar, comer, gritonear, escaparme y hacer las cosas como yo quiero y cuando yo quiero...Que si soy niña buena seguro me enredaré en una relación de cuatro años...Que si bla bla bla.
Brenda sigue leyendo y yo sigo comiendo.
La semana que viene iremos al centro a buscar a un tipo que me parezca atractivo para que le hable, y no porque quiera ser niña mala, nada más por el gusto de conocer a alguien.
Entonces si me besuqueo con alguien, o mejor, con muchos, si saco malas notas, si digo groserías (que muy comúnmente digo) seré niña mala...
Ash! Está bien Brenda, tú me ganas.
Y no porque tú hagas todo lo anterior, más bien porque yo soy más mensa en cosas del corazón.
Pero qué le hago si así nací...Demonios.
Quiero ser niña mala...quiero tragarme sin modales la caja entera de bombones, ir a la estación Zapata en busca de algún encuentro fugaz.
Llegar tarde o es más no llegar, quiero hacer cosas que en verdad suenen a maldad y no conformarme con maldecir a una tipa, tirada en la cama a un lado de mi mejor amiga...
Quiero mentir en favor mío, tener un amante de ocasión, y una segunda opción para cada momento (como siempre me aconseja Claudia), quiero ponerme un vestido rojo entallado sin sentirme demasiado exagerada, quiero hacer muchas cosas que se me vienen a la mente de lo que yo misma considero que una niña mala debe hacer.
Creo que mañana empezaré.
Ahora tengo una ley entera que leer...
Creo que mañana lo intentaré, pero, Brenda...no te burles si fracaso en el intento.
Ser niña mala nunca fue mi prioridad...Pero qué más da, si en este momento sigo hablando de la vida que no viví.
Pienso en la canción que Brenda me leyó....y yo sé lo que quiero:
Portarme muy mal y pasarla muy bien en los brazos de algún caballero.
Mañana empezaré, por hoy seguiré comiendo otro bombón.
Pd. Brenda me ganó. Sólo por hoy.


domingo, 14 de agosto de 2011

Cambio el escenario

Subo un montón de escaleras y llego a una habitación con grandes ventanas...el lugar está un poco vacío pero tú lo llenas todo con tu cuerpo...Huele a ti por donde quiera que camino. Observo una alfombra café y me vuelvo a perder en tus labios. Qué es ese ruido...Despierto en mi cuarto.
Quiero imaginar que las cosas son diferentes
Cambio los escenarios en mi mente
Pienso en lo que pudo ser…
Busco nuevas palabras para nuestra conversación
Y construyo tus gestos, tus frases, tus pensamientos.
Quiero cambiar el final.
Te pongo a mi lado, esta vez en la plaza.
Esta vez en el café, esta vez en mi cama.
¿Por qué no pudimos terminar lo que iniciamos?
¿Por qué empezaste a hablar en un horario que yo no tenía pensado?
¿Por qué no esperamos hasta la madrugada?
A que la luna nos alumbrará, a que fuera testigo de nuestras palabras. 
Viví perdida en tu olor, me perdí en tus silencios,
En la música de fondo.
Por qué me tuve que encontrar.
Por qué no pudimos tomar otro café…
Ahora en este sillón que me parece incómodo sin ti
Pienso en grandes ventanas, en el sabor de tu cuerpo entero.
En tus movimientos, tus pensamientos,
En tu barba raspando mis labios, tus latidos sobre mi pecho…
Pienso en tu respiración profunda…
Y lo único que quiero es poder cambiar el escenario.
Te pongo a mi lado, esta vez en la plaza.
Esta vez en el café, esta vez en mi cama.

sábado, 13 de agosto de 2011

Ni príncipes, ni cabronas!

Un príncipe azul te abre la puerta del carro. Es la frase que escribí hace mucho en mi pared.
El otro día platicaba con Mayra sobre los errores que hemos cometido, sobre cómo a veces das demasiado sin esperar nada a cambio. ¿Y porqué siempre damos sin condición cuando queremos?
Entonces llego a mis manos un libro con un título sobre cómo tenías que ser para convertirte en una "cabrona". Lo leí sin parar hasta el final. Intente interiorizar varias cosas en mi cabeza...intente entender cómo tenía que comportarme para ser una cabrona.
Ahora escucho esa canción que una amiga me presento.."soy revoltosa, soy escandaloza...y ejemplo de dama no soy". Me gusta escucharla 10 veces al día últimamente.
¿Qué un príncipe azul te abre la puerta del carro? Hasta ayer en la tarde lo entendí. No se trata de poner clasificaciones a las personas porque siguen patrones ¿o sí? No es un príncipe porque me abre la puerta, porque me invita un café, porque me presta su sweter cuando tengo frío...No eres una cabrona porque dices, hablas, piensas y hasta vistes de una forma.
Las personas actúan con base a sus principios, a sus ideas, a su medio.
Yo soy altanera, revoltosa y escandaloza porque así me gusta ser. Visto grandes escotes, y ninguna de mis blusas tiene mangas porque sino me da calor. Y apesar de eso me he quedado desarmada frente a los que un día consideré "príncipes azules".
Ayer lo entendí May...
Ayer lo entendí...No es un príncipe azul el que te abre la puerta, sino el que te hace sentir como princesa...
Y no se trata de ser una cabrona...sino de ser acertiva.



miércoles, 10 de agosto de 2011

Metamorfosis

Y yo que me creía Steve Mcqueen... Escucho atentamente esa historia que me cuenta el gran Sabina...y a mi me encanta creerme la del paso cebra, la de la bufanda a cuadros, minifalda azul...esa de las medias negras de la que tanto habla.




Si sueño soy que inquieta tu descanso y se adentra en tu ser,
                                             En realidad me volveré.
Si polen soy, tú eres mi viento,
                                                       Me conduce, me libera…un día floreceré.
Vida soy…soy agua, soy fuego,
                                                   En muerte me convertiré.
Si soy pensamiento,
                                     Palabra después.
Si soy hambre,
                                    De ti me saciaré…
Si soy ave o soy pez,
                                                Por cielo y mar  vagaré.
Y si mar soy, dulce me volveré.
                                                       Porque siendo lo que soy,
Soy lo que seré.
                                                                               Esto que vez, pues más no puedo ser.

martes, 9 de agosto de 2011

El tiempo que se me fue..

 -¿Sobre qué debo escribir hoy?- me volteo y le pregunto a Gustavo...
Seguro, sobre la vida que no viví...Me termino mi café un poco frío, y pienso.
Recuerdo un día en que llegó a mi casa la persona que hacía que me pusiera un tanto loca. Salí más arreglada que de costumbre, con unas zapatillas de tacón bajito, lo recibí con un abrazo y me subí a su carro azul. Él arranco después de sonreírme con esa sonrisa que tengo grabada hasta el tuétano. Me gustaba como tomaba mi mano mientras conducía, pensaba, mientras veía a los conductores de los demás carros, ¿sabrán que nos queremos?...
Sigo pensando en esos días, cuándo se me fueron de las manos, cómo fue que no los viví, cómo es que los pensé tanto que los hice reales en mi mente, que los viví en sueños, pero que al final no viví...
-Habla sobre el tiempo perdido-,  me contesta Gustavo...-habla sobre el aprovechar el ahora-...creo que tiene razón.
Ya sé porqué no son reales mis recuerdos, porque ninguno de los dos aprovechamos el momento que un día tuvimos.
Me pregunto cuántas veces perdí tiempo pensando en mi orgullo, en mi vanidad, en cómo hacer las cosas bien (aunque muchas de esas cosas no las realice)...cuántas banalidades me han hecho no hacer lo que quiero, no decir lo que siento, no estar en el lugar que siempre pensé...¿cuántos momentos he perdido?
Cuántas horas me he enojado con las personas que amo, con amigos (cuántos he despedido)...¿cuánto tiempo llevo desperdiciado haciendo lo que no quiero hacer? ¿Cuánto?
Y ahora estoy aquí...pensando a la distancia en las horas que no volverán...no hay peor nostalgia que la de añorar lo que jamás sucedió.
Gustavo ya se durmió. Medio se mueve para acomodarse.
Pienso que jamás volveré a perder tiempo en formalidades (aunque a veces son lindas), nunca más se me irá un sueño...aunque a estas alturas ¿cómo le hago para atrapar esos que de todos modos ya se me escaparon?

domingo, 7 de agosto de 2011

En la oscuridad


 Me gusta sentir el frío que rosa mi cuerpo...me gusta sentir la felicidad de un chocolate caliente...me gusta pensar en silencio y gritar en mis adentros...me gusta más la unión de los espirítus que la de los cuerpos...


Deja que mis pupilas se acostumbren a esta oscuridad.
Deja que sea la luna el único indicio de luz.
Déjame observar tu perfil a medio dormir
y acércate un poco a mí.
Es este ambiente el que me hace especial,
el que te hace diferente a los demás.
Compartimos más que un secreto,
compartimos la misma oscuridad.
Déjame escuchar tu voz, tu risa,
déjame sentir tu olor de una forma más íntima...
Quédate así de cerca y permite que pueda oler tu aliento,
que pueda sentir el calor de tu cuerpo.
Y déjame imaginar el sabor de tus labios,
y síguete acercando.
Dame un poco de ti, y guarda un poco para después.
Y siente mi latir con tu latir,
y siente mi sentir con tu sentir.
Háblame en silencio...
porque es más verdadero que las palabras.
No arruinemos este momento.
Y ¿qué es eso tan especial?
Es sólo que esta noche compartimos la misma oscuridad.

viernes, 5 de agosto de 2011

Mi propio blog...

Hace tiempo pensaba en crear un blog...un blog en el que quizá no tenga seguidores, un blog que quizás a nadie le importe, en el que pueda escribir, compartir, soñar...en el que simplemente pueda ser yo....
Pensé en un nombre y entendí que mi blog seria la vida que yo no viví...la que siempre quise, o la que odié, la que anhelé, la que busqué, la que perdí, cualquiera, pero esa que yo no viví!
Pienso que todos tenemos esa vida...y todos queremos un día pensar en lo que no fue!
Cuántos momentos se nos han ido, en sueños, en proyectos, en ideas...cuántas personas importantes, cuánto tiempo, cuántos pasos, cuántos caminos, cuántos besos y abrazos...

Cuánto amor hemos perdido, cuánto hemos ganado, cuánto odio, rencor...cuántas noches hemos llorado, por aquello que pensamos, por aquello que un día soñamos, por la vida que era nuestra y no fue nuestra en realidad...y en  mi primer entrada, por mis ideas, por mis ganas, por lo que soy y no fuí quiero mencionar a los amigos que tanto amé, que quizás aún amo, pero que, como a mí. se les fue la vida que no viví!
Esta entrada...para mis dos mejores amigos de la secundaria Ilse y Diego...porque la vida nos separo, pero aún guardo los momentos, los recuerdos, la playera rota y el piolín a la mitad...y sobre todo porque seguimos viviendo la vida que no pensamos!