Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

jueves, 25 de agosto de 2011

Libertad.

No hay como salir de bañarme y andar desnuda por todo mi cuarto. Que se me seque el cuerpo con el aire y no con un trozo de tela...No hay como esa sensación, cuando las últimas gotas de agua escurren por mis pies.
Llevo tiempo pensando en la libertad. Me quiero obligar a escribir sobre ella, pero no he logrado poner más que dos o tres renglones. Es más fácil pensar que plasmar.
¿Qué es la libertad? Una utopía.
Es sólo una sensación, fue lo que escribí. No es algo palpable, halgo visible, algo espeso...la libertad es un sentimiento, sólo un sentimiento. ¿Y qué tan libre soy? Esa pregunta me pone un poco mal. Veo el dibujo de un colibrí, me pregunto si él es libre.
Yo no, no del todo. Me han atado normas, reglas, ideas, comentarios, me siento presa de mi. Presa de lo que soy...
El dibujo lo agradesco a Braulio, él es el creador.
Presa de lo que siento. Entonces...lo vuelvo a pensar, la libertad es el punto en que lo que eres y con los que convives te permiten "hacer lo que quieras". Soy libre de tomar todas las decisiones que yo quiero, pero eso implica hacerme responsable de mis actos. Siempre he pensado que por cada responsabilidad que gano hay una libertad esperandome.
Soy libre de salir, pensar, soñar, creer, sentir, imaginar, soy libre de todos, quiero ser libre de mi.
La libertad es subirme al carro y poner a todo volumen "Mil horas" con Calamaro, mientras el viento despeina toda mi cabeza...La libertad es despertame todas las mañanas y dirigirme a la universidad, es pintar mi cuarto con formas arabescas y llorar como desesperada mientras recuerdo un capítulo que no me gusto.
¿Por qué? Porque es lo que siento.
No estoy atada, no son normas, ni sentimientos, es mi cuerpo en forma física...Ahora entiendo eso del tener un espíritu libre.
Mi cuerpo entero ya se seco. Libertad es estar frente a mi "ordenador" escribiendo sobre la libertad.
Libertad es decidir leer o no lo que acabo de escribir.
Libertad es simplemente una sensación.
Ojalá pudiera volverme un éxodo de oscuras golondrinas...
¡Qué extraño! Creo que el colibrí es más libre que yo.

2 comentarios:

braulio dijo...

woo !!!
me acabo de dar cuenta que tu mente es libre!!! muy libre de echo!!
y no muchas personas no tenemos esa libertad que para mi es la principal!! :)


que bonito colibri!!!! jejeje

Canelita dijo...

Es la mente lo único libre que tenemos en realidad...
y tú también la tienes....atrapala, sientela y disfrutala...en silencio o mejor gritala!
Sí, que bonito colibrí...
Gracias por pasar!