Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

viernes, 18 de diciembre de 2015

Miércoles

(Semanario III)

El lunes me dolió en el alma,
todo con premeditación y tu inconsciencia absoluta.

Ya no sé porqué te escribo.

martes, 8 de diciembre de 2015

Aniversario II

Los planes fueron serios,
el perro grande, hablar de tilmas,
la maestría en el extranjero…
el anillo y las invitaciones,
pensar en nombres,
discutir por ellos,
negociar las dietas,
tu futuro vegetarianismo,

y sin embargo,

nada pareció nunca un compromiso,
la verdadera seriedad se hacía presente
en detalles imperceptibles,
nuestras manos juntas,
las canciones al oído,
las cenas en casa
y el scrabble para complacerme
porque me gustan las palabras.

Lo supimos desde siempre,
incluso ahora lo percibo,
cuando junto a tu recuerdo
me siento y te escribo.

(Feliz no aniversario)

viernes, 4 de diciembre de 2015

Memorias

(Fragmento I)


Te acercaste a mí de la forma más inusual y sin ningún pretexto de por medio, quizá fue por eso que entre tantos cambios decidí aceptar tu llegada como parte de una aventura. Recuerdo el papelito que guardaste en tu cartera en el que te explicaba de manera breve mis manías, a cambio respondiste con una sonrisa y con letras suaves que pusiste en mis manos donde me decías más de lo que esperaba. Escribir ahora memorias sobre esos días resulta ser el intento más ridículo de hacer un homenaje a los aniversarios que nos toca vivir solos, pero de todos modos lo hago, como si pudiera liberarme con eso de este insomnio.

lunes, 2 de noviembre de 2015

XXV

No importa que los 25 años sean una edad seria
si has llegado a ellos maravillosamente
con una sonrisa infantil que junta parte de tus vivencias.

Te tocó la responsabilidad de cada día
iluminar de manera sutil,
mientras pasas y el mundo entero pide tu asombro,

por eso vale contar, más que los años, cada segundo
(aunque no te vea, ni te tenga cerca),
de tu intrínseca presencia.

Creo saber todo de ti
y sin embargo, no sé cómo decirte que te quiero,
no sólo en tu cumpleaños, ni este ni el pasado,

te quiero en las cosas simples
que hacen más fácil la vida
y en las que te encuentro cada siempre.

Sería entonces mejor escribirte en cualquier fecha
para festejar lo mismo:
simplemente tu existencia.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Digamos que te pienso

"si te da por contar / hombros donde llorar
va a sobrarte una mano y seis dedos".
Joaquín Sabina

Digamos que te pienso
y no se me ocurre nada,
pero te pienso
y es como si ocurriera todo.

Y en forma de rezo te
pongo entre mis labios
para endulzar la palabra
y con humo de tabaco
elevo mi oración
para que nunca te falte de nada.

Serán tal vez las vidas
que se nos han olvidado
eso que reconozco en ti,
como un espíritu anciano.

Por eso hoy escribo simple,
porque después de tanto
te sigo encontrando.

Nos miramos en la soledad
y hablamos para decir
que lo único que tengo es
"un poco de aire para cuando no puedas respirar".

Es entonces cuando entendemos
que la vida se hizo
para guardar silencio si es necesario
o escribir versos que dicen al oído
Te quiero,
escondidos entre cada espacio.

Se pusieron las palabras esta noche
en las manos
para decir que para ti
siempre guardo un poco de calma.

Ya no pasa nada,
pero te pienso
y es como si todo pasara.

jueves, 1 de octubre de 2015

Aniversario

No serviría de nada poner dos copas
si tengo la mirada nublada
y de sobra sé lo que nos pasa,
de cualquier forma hay ausencia
incluso cuando preguntan por qué no estamos juntos
Y a mí se me antoja decir que es mejor así.

¿Será que también tienes las manos frías?
¿o la sonrisa te sale natural?
Las palabras han disminuido
en considerable forma,
de manera tan monótona uno cae en la reducción,
y como si el sueño se fuera tras de ti
me vienen pensamientos llenos de insomnio.

Dejé de escribir por motivos tontos,
las nostalgias no deberían de inmortalizarse,
pero tus letras siempre hallan forma de venir,
incluso cuando la ciudad se vacía
y hay un incómodo silencio que clama disculpas,
nos queda aprender que el orgullo no se lleva bien con el café
y que el amor se esfuma como agua en la tetera.

No serviría de nada acomodar palabras
cuando lo dicho se vuelve reforma,
y esas instancias que somos tú y yo
dejamos de existir en el sentido del nosotros,
de cualquier forma construyo versos
para que este aniversario sea más llevadero.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Until The Last Moment

Cerré los ojos para escuchar la canción,
como un súbito destello de consuelo viniste a mí
y en forma de respuesta / arranqué ocho notas para tocar en tu cuerpo.

Me escribí un poema mental que se esfumó con el viento
en donde plasmé sutilmente que Te quiero,
y antes de que el vals terminara
nos volvimos ondas que bailaban en un mismo tiempo.

Me hizo falta tu boca en forma de trompeta
paseando por mi espalda…
y mis cabellos que cuando / los tocas se vuelven pentagramas,
por eso rebobino y pongo play,
para que una vez más, seamos música en medio del silencio.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Zuñiga

Hubo en sus ojos una calma que alcancé a notar,
no lo conocí más allá de recortes de vida,
con corbatas de formalidad
y una placa que nunca pude ver.
Llevaba seguramente un maletín negro
y recorría el mundo entero en un día,
dormía temprano, comía a deshoras,
solía orar cerca del mar y guardaba la pulcritud
como un voto para poder vivir.
Sus manos estaban limpias de lo mundano,
y aunque no sabía nada de química
se atrevía a dar clases con lenguaje ortodoxo.
Hubo en sus palabras sabiduría que apenas pude escuchar,
no lo conocí, pero era el claro ejemplo de seriedad.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Plagio

Se me acusa de plagio
por decir verdades,
Tú eres guapo como rascacielos,
un bosque de un solo árbol,
estiro mi pie y allí estás tú,
busco tu boca y allí empiezo yo.
¿No es verdad que todo
se ha dicho antes?
Juntos somos enteros
y nos amamos con orgullo.

miércoles, 29 de julio de 2015

Descalzo

Modificando los versos de la libreta.

 [...] 
juntos somos completos 
y nos miramos con orgullo
[...]
Gioconda Belli

No había pasos con más calma
por eso puse tus pies entre mis manos,
no quise nunca cubrirlos de miedos
y empecé con ansias a besarlos,

cada beso decía:
 -estás entero
  -estás entero.

Camina descalzo como si nadie te viera
porque sabes que sólo yo te estoy viendo.
Fui una Magdalena que no lloraba lágrimas,

tuve tus pies descalzos
y quise lavarlos con besos.
Al fin aquí te tengo,
estás entero.

¿No escuchabas que también te decía:
 -somos eternos-?

miércoles, 8 de julio de 2015

Martes

(Semanario III)

Quise decir -No te vayas
y se hizo tarde.
Con esas piernas tan largas
¿hasta dónde vas?
¿Será que este día es tan pequeño
que no te cabe en las manos?
o que se quiso camuflar
con un jueves barato.
Quise decir -Quédate,
y el martes ya había pasado.

VIII.VII.XV

sábado, 4 de julio de 2015

Darme cuenta

Me bastaron unos días para decir adiós,
para concentrar los sentimientos
que desborda el alma,
para haber sido, para ya no ser,

unas horas tan solo, unas cuantas
para la última charla,
para el silencio de segundos que pareció eterno,
que da paso a tu nueva vida,

a tu nueva felicidad,
a los sueños rotos,
las palabras se las lleva el viento
aunque el amor no sea tan ligero…

Me bastaron unos días para irme de tu vida,
tomar nuevas direcciones y
darme cuenta, sin embargo, en un segundo
que no preciso, que no quiero, que no soporto,
que te vayas de la mía.



lunes, 15 de junio de 2015

Atardecer naranja

Estiré la mano y a forma de respuesta
Dios pintó cielos frente a mí,
instaló montañas a mi paso
y uno que otro lago,

y todo lo tornó anaranjado.
No había imperfección
ni espacio para intentar volver al pasado,
¿quién no camina hacia adelante
teniendo un atardecer tan iluminado?

Me llené de paz…

Los silencios no dieron respuestas
pero no había preguntas que yo hiciera,
qué es poner la mente en blanco para meditar,
yo sólo hice peticiones y ofrendas para alabar.

Me voy, como cada día, como cada paso,
me voy para no regresar,
para volver diferente,
más entera, más firme, más azul.

Y tú te vas entre las montañas, las nubes, el cielo,
para volver…
con el alma a salvo, más naranja,
más sabia, más de Dios.

Allá el destino que nos espera
al final de un álbum necesario,
que me ha dado las manos
para pintarte en mis sueños

y sobre todo,
las alas para volar hacia ellos.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Sábado II

(Semanario personal)

Hubo en el silencio risas /
que explotaban / como
gotas de agua.

Nos tocó descongelar / un
solo día esta vez. / Falto de
todo, / quizá, / pero no del
nosotros.

Días intentando escribir /
para no decirte nada /
para afirmar únicamente /
que el cielo se pinta azul /
cuando tú me dices

-¡Canelita mía!

Y nos sentamos a ver la
monotonía pasar / como si
lo cotidiano se vistiera de alegría.

No me hagas decir más, /
ni hagamos promesas que
/ no podamos cumplir, /
pero si me vienes a leer, /
prometo no dejar de
escribir.

sábado, 16 de mayo de 2015

Día 3. Nostalgias imperiales

He visto llover desde adentro
por miedo a mojarme y enfermar,
no van conmigo los hospitales
tan fríos y solos aunque haya mucha gente.

Me doy cuenta que estuvimos en la disposición
y la disposición divina ganó,
soy una hoja al viento
y tú un suspiro de luz,
un susurro del cielo…

Dime amor, dónde voy
si enfermo un poco,
si tu mano ya no está,
si tu boca ya se fue,
si no me gustan los hospitales.

Hay un tiempo del pasado
que fue bueno por estar a tu lado,
que se añora entre los árboles,
y sobrepasa mi miedo a mojarme
y a enfermar…

Dime amor, qué hago yo
si sigue la lluvia afuera,
si nuestros días se diluyen,
si de lo único que enfermo
es de esta nostalgia imperial.

viernes, 15 de mayo de 2015

Regalo

A Lalo,  con la única forma que tengo de agradecer por cada uno de los regalos.


He chocado la pluma contra el papel
intentando escribir algo a tus ojos
que cada noche me leen,

no es fácil cargar tanta vida en las manos,
por eso la compartimos,
para no ser tan desdichados,

para que tocar tu cabello,
aunque sea sólo en sueños,
calme un poco el cansancio.

No hay mucho qué decir
que no pueda decir de otra forma,
encontrar en esto la fuente del milagro.

Preparar la hora, ser domesticados,
que Yanni suene al fondo
mientras empiezan los regalos…

Calmar un poco los días que se escurren,
las horas que pesan
con un solo: ¡Cronopio, cronopio!

Agradecer tu paso,
Darnos cuenta que por ahora, afortunadamente,
la coincidencia nos ha alcanzado.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Sin título

A Luciano... 

Vuelvo a las tardes solitarias,
a la Luna sin estrellas, 
a las letras sin sentido 
y la comida sin sabor. 

Vuelvo a la monotonía,
al café sin tus reclamos, 
a las noches de sólo dormir, 
a la falta de todo, de ti. 

Vuelvo al reloj sin cuerda, 
y las lluvias de mayo, 
a la felicidad fingida, 
al coqueteo sin amor. 

Vuelvo a mis manos cansadas, 
a mis ojos sin alma, 
a mi boca sin besos, 
a mi vida sin ti.

domingo, 15 de marzo de 2015

Ahora que me voy

Ahora que me voy me da por preguntar,
por juntar mis emociones y hacer de tripas corazón,
por derramar sentimientos en las paredes
mientras busco el eco del recuerdo.

Ahora que me voy entiendo que ser firme duele
y que doler es más que el ¡ay!
Que la voluntad me parte un poco
y que no sé en realidad cuál es mi voluntad.

Ahora que me voy empiezo a ser directa
en las cuestiones importantes,
ya tienes en paz los demonios de tu alrededor,
a costa de nuestros propios sentimientos.

Ahora que me voy volteo para ser detenida,
para cambiar voluntades, para ser flexible,
para que regrese la paz a mi lado
y deje de quemarse el teléfono dentro del bolsillo.

Ahora que me voy tiro las promesas que se quedaron en el cajón,
y me ponen triste todos los domingos,
como si supiera que son los días que menos me quisiste
y en los que más te faltaré.

Ahora que me voy recuerdo que flaqueo
cuando debo ser más fuerte,
y que no se llena la ausencia con gerberas naranjas
o insultos discretos.

Ahora que me voy entiendo que te quiero más que a todos,
aunque no haya espacio en el mundo
para colocarnos los dos…
aunque de eso dependa desperdiciar el amor.





jueves, 5 de marzo de 2015

Si besarte

Los besos que me faltan los quiero de tu boca.
A Luciano


Me volví impertinente y cobarde
/ entre las once de la noche
y las horas de tu madrugada. /
No miento, quise con ansias
/ guardarte en mis manos frías
que te quedan chicas, /
o colocarte tras mis libros,
para que no te fueras tan pronto,
/ darte por perdido mientras
daba parte a las autoridades /
y después regresaba a dormir en tus brazos.

/ Me propuse aferrarme a
un presente que se diluía /
y enfrentar el futuro que
me había abandonado
al aparecer sin ti…
Todo fue insuficiente,
¡Si orar fuera más sencillo!
Si besarte los labios no fuera la gloria,
Si bastara con leer el empastado
o no beber más chai
para que tú vinieras a colgar la sonrisa…

Ya no importa el rojo en mis labios
que dura horas desde aquel día,
o tirar con paciencia de la Luna,
y verme sinsentido en el espejo
y no llorar para hacer menos dramático todo.
Saber que las huellas mías que se marcan
no van más acompañadas
y que mis dedos se cansaron de escribir para otros.
Me propuse aferrarme
y todo fue insuficiente…
Si besarte los labios no fuera la gloria.

lunes, 23 de febrero de 2015

Si te digo

A Luciano
El hombre a quien elegiría cada día por la eternidad.


Si te digo, no sueltes mi mano, corazón,
y me hago pequeña entre tus brazos,
y trazo un mapa en mi mano de tu cuerpo…

Si te digo, quédate tantito,
y camina a mi lado
y rompes mis esquemas
y liberas mi alma.

Si te digo, tengo miedo,
abrázame, abrázame
y te hablo al oído
e invento un lenguaje subversivo…

Y te quiero, y te extraño,
y te entrego mis lunas, mis locuras,
y no quiero que te vayas
y te amo

Y te digo, no te vayas,
si te digo,
y te digo,
       es porque en verdad te amo.

domingo, 15 de febrero de 2015

Pies

Mis pies están fríos desde hace días, 
sospecho que es su forma de protestar  
ante la depresión y tu ausencia.

Ni las calcetas de lana los salvan... 
se quedarán así 
en huelga, helados, 
hasta que vuelvan a estar a tu lado.

viernes, 13 de febrero de 2015

Nostalgia V

Ni qué decir de tus manías,
de tus ojos mirando las estrellas,
de tus pasos sin prisa.

Ni cómo hablar, una vez más, de tu cabello,
de todos tus misterios
y los lunares en tu cuerpo.

Intentar discutir sobre eso
sería, indudablemente,
cortarle las alas a mis propios dedos.

Valdría más simplemente encerrar todo en recuerdos,
para no hacer menos ninguno de tus gestos,
para no hacer menos tus sueños.

Valdría más guardar silencio
mientras distingo tu respiración antes de dormir
o le pido al tiempo
uno solo de tus parpadeos.

viernes, 23 de enero de 2015

Miércoles

(Semanario)

Al final, para un hombre de mundo
es muy exótico volver 
a casa...


Abrir los ojos, a deshoras,
y empacar la vida en una caja,
como si lo importante cupiera
en una maleta.

La flor, el ave, el olor a chai
                        mientras hierve,
el ciclón que cayó esa tarde,
                        en un cántaro dentro de la  maleta,
ese cielo sin estrellas, la ciudad.

Encontrar espacio para la nostalgia,
para la tesis que aún no escribo,
para los tres meses con 15 días
que empiezan a contar a mi regreso a casa,
a mi vuelta, a mi ida.

Que empiezan a ser desde hoy, miércoles.

domingo, 11 de enero de 2015

No fueron suficientes

A Luciano


No fueron suficientes diez veces para decir te quiero,
ni las flores naturales, ni las flores bordadas,
hace falta menos,
tomarte de la mano para buscar librerías

y besarte al encuentro aunque haya gente viendo,
que se escapen mariposas que viajan más lejos de nosotros,
o comer de tus manos un par de chocolates.

Es menos siempre lo que sorprende,
la silueta del hombre que se acerca lentamente,
los besos que entre sueños aparecen,
las caricias que se guardan durante quince días,

perderme entre tus brazos mientras hablas,
decir te quiero al oído.



Diez veces son insuficientes, hace falta menos.