Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

martes, 21 de agosto de 2012

Te he querido, te quiero

Te he querido desde ayer, desde antier,
desde hace años,
desde el primer momento que te vi.

Te he querido a la luz del sol,
con el brillo de la Luna,
en silencio, con voz bajita,
yo creo que desde que nací.

Te he querido sedienta, indispuesta,
y hasta cuando te odio
siempre sobra amor para ti.

Te he querido porque no sé no hacerlo,
porque cada día encuentro un nuevo motivo,
porque estás conmigo aunque estés sin mí.

Te he querido y he querido tus manos,
tu boca rebelde, tus pensamientos,
tus pasos opuestos a los míos…he querido tu camino que sigue lejos de aquí.

Te he querido desde hace una hora,
desde el jueves pasado (el más próximo, el más lejano)
desde el martes que llovía,
te he querido desde que empecé a escribir.

Te he querido porque encuentro paz bajo tu abrigo,
bajo tus sábanas, bajo tu espíritu.
Porque contigo no busco, sólo encuentro.

Porque suelo no dormir a tu lado,
ni besarte, ni llamarte,
porque suelo extrañarte.

Te he querido porque el quererte es nuevo en el mundo,
porque este sentimiento fue inventado,
confeccionado en la tela de mi alma para tu talla.

Te he querido porque existimos juntos,
aunque por separado seguimos siendo,
juntos empezamos a ser…sin principio ni fin.

Te he querido porque no se aprende a querer
y tú me diste clases de cariño, de cómo quererte,
porque desde que te quiero no he aprendido
a querer a nadie más con este mismo sentimiento.

Te he querido desde la orilla de mi cama
hasta la tuya que sigue sin mí,
desde esta esquina, desde la puerta donde te encontré,
desde la ventana que siempre dejas abierta,
desde donde quiera que yo esté, hasta donde quiera que tú estés.

Te he querido porque no sabes nada de poesía,
porque te escribo poesía,
porque tú eres mi poesía,
porque no entiendes el arte de escribir,
porque aún así disfrutas lo que plasmo para ti.

Te he querido porque estamos lejos,
(porque de cerca seguro sería menos querer),
porque te ausentas y me ausento,
porque es delicia maldecirte, implorarte,
no tenerte y saber que siempre te tendré.

Porque sigo escribiendo para ti.

Te he querido, te quiero,
desde ayer, desde antier,
desde el martes y hasta el jueves,
porque no hay razón para no quererte,

Te quiero por que sí,
porque te he querido,
porque te quiero,
porque te querré.

2 comentarios:

@TrovayMas dijo...

Amiga querida... que lindo es saber que querrás así, sin posesiones, eternamente.
Qué hermoso!!!!

Canelita dijo...

Es así como nos toco querer...sin posesiones, porque es justo lo que no se posee lo que más se quiere...
Te quiero amiga!