Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

sábado, 12 de noviembre de 2011

De demonios y otros miedos

Esta vez, no tengo más qué escribir...

Pero qué careta tan hermosa
  cubre tu rostro y tu alma de fuego.
        y tus delicados y ligeros movimientos
que no concuerdan con tus pensamientos.
Esta noche has venido tan seguro
a internarte en mi oscuridad que deja
                                                        de ser
                                                                   personal.
Vienes acompañado de palabras sueltas
y unos cuantos miedos míos que veo,
                                                       huelo y
                                                                   escucho.

Esos miedos que se hacen presentes,
emergen y ebullen como lava en un volcán,
como si al igual que tú pudieran observarme
y vinieran sorpresivamente a recordarme
                                                                     que
                                                                           están
                                                                                     aquí.


Y regresa esta paralizante sensación en mi piel,
con los impertinentes escalofríos que no calman
ni infusión caliente, ni meterme bajo las cobijas,
ni intentar prender la luz tan egoísta.
Y me siento una musa tuya, como un sueño.
          ¿O seré óleo y acuarela que puedes usar?
y plasmas conmigo esa imagen, recordando
el Grito de Munch, pertenezco al expresionismo.
           O seré una Venus de Milo que ha notado
no tener brazos y me aterro como un niño.
Y finges quererme para calmar mis miedos,
esos que vienen contigo, tú tan bendito
                                                               y maldito.

Pero de vez en cuando olvidas esas poses,
te quitas la máscara y tus carcajadas
me encuentran en tus brazos, y regresan
el fracaso y los sueños que se han vuelto
                                                                  pesadillas.

Te descubres tal cual eres en esta ausencia de luz tan egoísta.
             Regresan mis temores como torbellino frente tu rostro de fuego.
                      Me estrujan el alma, el pensamiento y el sentido.
Otra vez los escalofríos.

¿Qué es esta sombra que respira
               profundamente por mi cuello?
          Pero qué careta tan hermosa
y tus delicados y ligeros movimientos.

Vienes cubierto por el manto de la noche,
repleto de oscuridad; lo pienso, lo imagino:
                                        De demonios como tú y otros miedos
                                está lleno el infierno.

8 comentarios:

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Hay en tu poema la escenificaciòn de sensaciones que dan cuando nos asomamos a otros seres que no sabemso cómo son... y me gustó tu verso

Canelita dijo...

Perfectamente dicho Francisco, hay algo de alguien que es completamente desconocido, aunque se finja un conocido.
Gracias por pasar.

Un saludote!

Padrino dijo...

Esos miedos tan terribles pero a la vez tan necesarios... Y esos demonis que nosotros mismos creamos y que nunca se van pues son parte de nosotros.

Y nos forjan como somos y tu seguro que eres una de las obras de arte a las que haces referencia incluso más bella que ellas diria yo.

Y perdona mi silencio de estos dias...

Qyмεяa dijo...

" ¿O seré óleo y acuarela que puedes usar?"

O será que me amas, o será que te amo, o será un juego, quién juega a quién....

Me gustan las interrogantes que saltan sin fin, siempre es más sabio el que pregunta que el que responde y tu poema tiene tantas interrogantes después de las certidumbres, a un lugar grande te llevarán y un camino de dulce y canela dejarás como rastro.

Un abrazo muy grande Canelita

Canelita dijo...

Padrino has sido demasiado genereso con tu comentario, si llegará a ser una obra de arte creo que pertenecería al estilo dadaista, por aquello de que ni yo misma me entiendo.
Y tienes toda la razón, esos demonios que son inevitables y hasta necesarios no han forjado.

Se te extrañaba por este lado.
Te mando un gran abrazo y un saludo enorme!


Qym...hermosa, me has dejado una gran enseñanza con tu comentario, creo que es verdad, es mas sabio el que pregunta. Espero con ansias mi camino dulce!
Un abrazote!

citlalminatzin dijo...

Qué intensa la locura de un amor abstracto y tan común, tan falsas son las máscaras como reales las fantasías.
A mi por lo menos me frustran los sueños y me destruyen las noches.
Nosotros no somos más que hombre simples que ven la vida por el prisma de la ironía y la falsedad de la metáfora, que igual que las máscaras expresan la locura, pero quién dice que los locos no son aquellos que no entienden y que no se se cimbran ante el brotar monótono de las letras en el universo de lo que en el mundo existe.
Sólo pocos saben cómo quitarse los lentes de la vista para ver con el alma.
Saludos

Nelson Javier Salinas Soto dijo...

DE DEMONIOS Y OTROS MIEDOS....

Los sentimientos mismos son capaces de provocar esa angustia, las caretas y los malos entendidos..
El corazón es capaz de jugarnos una mala pasada, los demonios y los miedos al final son el reflejo de uno mismo, bueno tu lo mencionas....entre luz y oscuridad !!!

ES COSA DE SOMBRAS AL FINAL!!

Te visito desde

http://desdoblamientointelectual.blogspot.com/

Suerte!!!

Canelita dijo...

Citlamatzin, primero déjame aplaudir el que pases por aquí.

Qué tan pertinente es tu comentario esta noche, que pienso que al final nadie es como en verdad es.
Las caretas que nos ponemos y que les ponemos a los demás duelen, tanto como ese amor que tú mencionas, tonto, loco, abstracto y común, pero sobre todo falso.
"yo no grito a los cuatro vientos un amor mal pagado,
yo prefiero que me quiera en silencio mientras duerme a mi lado"
y otra vez los miedos....
Un plácer que pasees por aquí y un fuerte abrazo...


Nelson, me da gusto que me hayas encontrado.
Hablas de malos entendidos...
unos que nosotros formulamos, otros que formulan por nosotros...
Oscuridad y luz, quizá siempre sea mejor que media luz.
Un gusto visitarte por tu rincón virtual.
Un saludo y gracias por pasar.