Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Escribiendo con el frío


Tercer y último intento: Dedicatoria omitida.


Escribirte que me gustas quedaría chico a cualquier intento de romance,
no es fácil hablar contigo, pero hablar de ti me sale bien.
Escribirte es algo nuevo en mi vida,
construyo palabras para ti, sólo para ti.

Acaricio muy despacio recuerdos nuevos,
no trillados ni marchitos,
pasados, pero nuevos.

Toco con la punta de mis dedos tu cabello, finito y oscuro,
y fijo mi atención en tu forma de hablar.

Recorro, imaginariamente, la yema de tus dedos,
la palma de tus manos, el misterio de tus palabras,
y estallo en la alegría de conocerte
y no tenerte.

De pensarte distraídamente,
poquito, muy poquito,

de sorprendidamente irte descubriendo,
y dejar un poco siempre para después.

Si me invitaras a recorrer el mundo,
probablemente diría que sí,
si me invitaras a conocer Tlaxcala,
indefendiblemente aceptaría
sin decir que Tlaxcala la conocí sin ti.

Escribirte cualquier cosa quedaría corto al intento de romance
que nos espera en la esquina con el farol
donde nos conocimos,
pensarte es refrescar cualquier acto,

no imagino la felicidad esa de besarte.

Pero quizá sea besarte,
el único acto de romance aceptable,
para las ganas que tengo de escribirte,
hablarte...
y seguir a la distancia,
con la cercanía de ese,
nuestro inexistible romance.

2 comentarios:

cirujia plastica de gluteos dijo...

Hola no puedo dejar de pasar y dejarte mis felicitaciones por lo bien que escribes, tus palabras denotan sentimientos muy profundos que has logrado despertar en mi..
Saludos

Canelita dijo...

Pues muchas gracias a ti por venir a leerme, qué bien que se despierten deseos con mis letras, qué bien que te guste.

Saludos y besos.