Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

miércoles, 14 de diciembre de 2011

La vida que soñé o el sueño que viví

¿Quién me asegura que todo es real? que incluso tú lo eres...
tal vez sólo seas parte de mi gran imaginación y te sueño por la necesidad de un amor.

He vivido un sueño
o quizá soñé una vida.

                       Me encontré con unos ojos
                       en una extraña oscuridad
                       a la que me había acostumbrado.

                                        Me encontré con formas sin forma
                                         que me tomaron por sorpresa.

                                                                                                     Se volvieron manos y abrió una boca.
                                                                                                    Emanó sonidos, se volvió una voz.
                                       
Me llevo de la cintura a un lugar que no conocía.
Le salieron piernas y alumbro todo mí alrededor
Caminamos hacia el mar.
Caminamos por la ciudad.
                               
   Me hizo sonreír y me arranco dos suspiros
                        Se volvió beso, se volvió olor.
            Se volvió abrazo, de pronto me soltó.
                                                             Ya no era beso, ya no había voz.
                                                            Se volvió espiral...me encontré con un aire
                                                            que un día tal vez compartí.                                     
                                                            Lo inhale con fuerza y lo intente retener.

                                                                                        Pero como todo aire de mis pulmones salió,
                                                                                       abrió una ventana y con una dulce brisa,
                                                                                       de cierta forma dijo adiós.
Busque las formas, busque los ojos,
busque las piernas, busque su olor.
                                     
                 Lo encontré detrás de un espejo,
                 sonriendo, siendo feliz.
                Lo encontré en forma de amor.

Un amor que me negó.

                                                                                Lo vi en desacuerdo con lo que era mi intensión.
                                                                                Puso una nariz sobre la mía 
                                                                               y muy despacio me hablo.

Tarde en entenderlo y caí en una rara sensación.
No era oscuridad conocida, era frío, cierzo sin cesar.
Me abrigue con los recuerdos,
y entendí que no era el final.
 
En mis sueños y mis formas no había adiós.
Hay historias que no inician por el miedo a terminar.
Me quedo con beso, me quedo con tu olor,
teniendo por seguro que está vida nadie más la soñó.

3 comentarios:

"Romu" u (Omar) dijo...

palabras irreales revolotean ordenadas en las cienes del raciocionio! el sueño que viviste guarda todo lo que en la realidad se encuentra! son sinergias sin fusion que a veces cambian papeles! ahora tu expresividad, detallada con memoria porque no olvidas nada de lo que relatas y coma tras coma llega tu poesia al que la recibe! Saludos Canelita!!

Padrino dijo...

Nadie puede soñar una vida y que esta se cumpla, pero hay quien puede hacer que nuestra vida se convierta en un sueño… y que nunca despertemos.

Sueña tu vida pero sobre todo vive un sueño.

Un beso preciosa Canelita

Canelita dijo...

Desafortunadamente, o por fortuna, querido Omar, tengo esa característica, recuerdo con detalle las cosas que a veces seria bueno olvidar.

Gracias por pasar querido Omar, un saludo...


Gracias por tu comentario querido Padrino, tienes toda la razón, viviré mi sueño.

Un besote con sabor a canela hasta tu hermoso España.