Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

martes, 17 de enero de 2012

Mi hombre alado

Un hombre alado, extraña la tierra; un hombre alado, extraña la noche.  (La ciudad de la furia).
Yo escondo un hombre alado en mi habitación.
Lo oculto para que nadie se lo quiera llevar.
Duerme a mi lado, noche a noche.
Oscuro, perverso, maligno, simplemente bello.

Mientras nadie nos oye ni nos ve
nos contamos secretos, hacemos rezos,
rezos con nuestros cuerpos.

A veces extiende sus alas y pican mi cintura,
acarician mi espalda, me deleita su hermosura.

A veces me lleva a volar por la ciudad,
y luego al amanecer aterrizamos.
8 horas no son suficientes para estar a su lado,
necesito un poco más, una vida quizás.

Yo escondo un hombre alado en mi habitación.
Duerme sobre mi pecho, conozco el peso exacto de su cuerpo.
Desnudo levita, desnudo siempre me invita.

Hay noches que me desnuda, le gusta que el frío
se cuele por mis poros y suplique su calor.

¿De dónde viene mi hombre alado?
No es un ángel, no viene del cielo,
viene de abajo, de un lugar llamado infierno.
Ha venido a la tierra a habitar mi cuerpo.

Su malicia me envuelve, su danzar.
Luego me hipnotiza, a ratos me enamora
y caminamos emborrachando la ciudad.

¿Me pregunto qué querrá de mí?
¿Me pregunto si me amará?

Juntos inventamos un nuevo lenguaje,
nos hablamos tocándonos la piel.
Mi hombre alado a veces me hace llorar,
a veces me da besos sabor a miel.

Yo le digo que esto no es sano,
mi mortalidad no me dio alas para volar,
y entonces calla mi boca y me empieza a asfixiar.

Tengo miedo de que un día me llegue a matar.
Tengo miedo de que yo, un día lo llegue a asesinar.

Pero lo sigo ocultando.
No quiero que nadie me lo quiera quitar,
que se quede siempre a mi lado,
mi hombre escurrido, flaco, alado.

6 comentarios:

Ibeth Hache dijo...

Canelita, paso por aquí después de tanto tiempo.
Es bueno leerte de nuevo.

Te dejo un abrazo.

Padrino dijo...

La eterna contradicción del amor, de la pasión de los sueños, de la vida…

De nuevo a salido otro milagro de tus dedos, gracias

"Romu" u (Omar) dijo...

siglos sin pasar estimadisima canelita! lo que no escondes es un desahogo descriptivo que no habia visto en ti, ha sido un placer leer tus versos, dime si me equivoco pero creo que este poema lo hiciste pensando en el dormir y esto desencadena el sueño que representa vivencias utopicas. Lo digo por aquello de las 8 horas, una pista supongo. Saludos de tripulante!!

Canelita dijo...

Ibeth, un gusto enorme que sigas pasando.
Un inmenso abrazo.

Padrino, muchas gracias por llamar milagro a mis letras. Precisamente este escrito habla sobre pasión.
Qué gusto tenerte de vuelta.
Un inmenso abrazo.

Romu...pues precisamente habla del dormir, pero al lado de mi hombre alado, mmmm...correcto, las 8 horas representan la noche que de vez en cuando me regala, algo utópico, o completamente, habla de la irrealidad que creas a veces en tus visiones interiores, de personas, de momentos, de noches...

Encantada con tu análisis. Un gusto que pases, un gran saludo y un fuete abrazo =)

TrovayMas dijo...

No. No,no.
Canelita!
Que belleza!
8 horas nunca son suficientes, me hace falta toda la vida!
AMO TU BLOG! Soy tu fan!

Canelita dijo...

Mariana....qué linda eres con tu comentario.

Yo también necesito más, y que quede claro que también son tu fan.
=)

Un beso.