Esta vida tan plácida me extingue...

De pequeña quería ser un ser ruidoso y decorativo...

lunes, 2 de enero de 2012

Frío


El primero del año...
Con frío en el cuerpo, de vez en cuando en mi ser.

Qué ganas de estar todo el día así.
De morirme de frío y placer,
qué ganas de que mis dedos sigan congelándose,
y mi alma pida a gritos café.

Y qué fortuna, este cierzo que cala en mí,
que va cuarteando mi piel
y me eriza el cabello, y se mete
sin pedir permiso en todo mi cuerpo.

Que siga, que me mate, que me llene,
que entumezca mis días
y me dé de lleno en la cara.

Que ganas de toda una vida así,
con este frío insoportable,
que de a poco me deja escribir.


3 comentarios:

Ibeth Hache dijo...

El frío siempre ha sido un buen augurio para escribir Canelita, qué bien lo aprovechaste.
Yo, en lo personal prefiero el calor, ya me estoy cansando de ser cursi en mis entradas por este frío tan repetido. Ja!!

Un abrazote.

Padrino dijo...

Veo que incluso ateridos de frío tus dedos no dejan de crear esa poesía que ya se ha hecho imprescindible para mí.

Gracias por cada día que escribes, aún al otro lado del mundo me hace sentir un poco menos solo.

No dejes de escribir. Sigue creando magia.

Canelita dijo...

La cursileria se aparecerá incluso en el calor...
cuando tienes la inspiración para ponerte drámatica y hablar del románticismo, lo único que hace falta es el corazón, que el clima no importa.
Gracias por pasar.
Un besazo.

Padrino, estoy desfalleciendo por tu comentario, no sabes que grato suena eso de que mis letras se han vuelto impredescindibles para alguien.
A tu dispocisión y servicio siempre que las requieras.

Un abrazote y mi gratitud enorme, por leerme.